Los distintos tipos de vinilos proporcionan una amplia gama de soluciones para establecimientos comerciales, espacios industriales y hogares en general. ¿Conoces sus ventajas decorativas y publicitarias?

En primer lugar, se colocan y retiran fácilmente, por lo que son muy prácticos. Además, su impresión se puede personalizar y su calidad visual puede ser muy alta.

Tipos de vinilos: aprende a distinguirlos

Existen vinilos transparentes, traslúcidos y microperforados, según su relación con la luz.

También es interesante diferenciarlos en función de cómo se fijan en la superficies elegidas:

Autoadhesivos. Son los que más tiempo resisten sin despegarse.

Electrostáticos. Recomendados para exteriores, se colocan con agua y jabón.

Imantados. Se sitúan sobre superficies metálicas, prácticamente al instante.

Vinilo impreso vs. vinilo de corte

Esta es la principal diferencia que debes conocer. Sus características y aplicaciones son muy diferentes. En realidad, una vez que los conoces resulta sencillo distinguirlos. Pero como nadie nace enseñado, vamos a explicarte esta clasificación básica para el uso y la decoración con vinilos

 

Vinilo de corte

Se trata de un vinilo unicolor, disponible en una amplia variedad de tonos. La clave está en que se recorta según la forma elegida hasta crear los diseños definidos.

Es muy habitual su uso para reproducir logotipos, textos y figuras sencillas. Son, por ejemplo, los que sueles encontrar en los escaparates, anunciando rebajas o promociones.

Una vez familiarizados con su uso, es posible crear atractivos diseños con vinilos de corte combinados de varios colores. Sin embargo, si buscas un efecto fotográfico en la reproducción de los colores, los vinilos impresos son la mejor alternativa.

Con todo, es una alternativa de impresión versátil y económica, impactante, con grandes posibilidades expresivas cuando se tiene experiencia en su uso.

Es la opción más habitual, sobre todo, en 3 casos:

– Textos publicitarios o informativos en escaparates, sobre todo para ofertas, logos, horarios y otras informaciones.

– Rotulación de coches.

Interiorismo y decoración de lunas, paredes y otras superficies.

 

Vinilo impreso

Se trata de un material adhesivo blanco sobre el que se puede imprimir cualquier diseño multicolor, unicolor o en blanco y negro.

Permite, por ello, una creatividad ilimitada. Vendría a ser, en cierto modo, como una gran hoja en blanco en la que puedes plasmar cualquier motivo, detalle, texto o contenido.

Si lo necesitas en un formato grande, los profesionales combinan varias piezas para formar la imagen completa.

También se pueden laminar, para alargar su durabilidad en exteriores.

Los vinilos impresos se aplican, sobre todo, en tres circunstancias:

– Rotulación publicitaria de vehículos grandes, como los autobuses o las furgonetas de reparto.

– Anuncios publicitarios, tanto en el lugar de venta como en otros soportes y enclaves.

Interiorismo personalizado.

Ahora que conoces los principales tipos de vinilos, sin duda serás capaz de aprovecharlos para tu hogar o tu negocio. Contacta con los profesionales más cualificados para crearlos.