La publicidad gráfica es, en muchas ocasiones, la cara visible de tu negocio. Con ella te das a conocer a los clientes, cuentas quién eres, hablas de tus productos e incluso trasmites tu visión y valores. Con un papel tan importante, ¿por qué no le prestas la atención que merece? A continuación te ayudamos a entender mejor en qué consiste y qué elementos puedes trabajar para conseguir unos resultados excepcionales.

¿Qué és la publicidad gráfica?

Si pensabas que publicidad son solo los anuncios que salen en los medios o los banners que te saltan de vez en cuando mientras navegas por internet, estabas equivocado. Publicidad es todo tipo de comunicación que transmite tu negocio al público objetivo, independientemente de si se trata de un cliente final o de un consumidor corporativo.

Además, el concepto es mucho más amplio que imágenes animadas y audios e incluye también piezas que solo tienen imágenes estáticas y texto. Las páginas que salen en las revistas son publicidad gráfica, pero también lo son los emails que envías a tus bases de datos, tus publicaciones en redes sociales o los folletos que entregas con tus tablas de precios a los clientes.

Todo ello habla de ti y tiene que mostrar tu mejor versión. No solo tiene que ser de interés y relevante, también tiene que mostrar a tu empresa como una entidad fiable y deseable. ¿Te parece un objetivo difícil de conseguir por ti mismo? Los diseñadores gráficos tienen la preparación oportuna para ayudarte con ello.

¿Qué elementos gráficos podemos encontrar dentro de la publicidad gráfica?

Para poder trasmitir todo lo que te acabamos de contar, un diseñador tiene a su disposición varios elementos que debe utilizar y colocar según el objetivo que persiga. Como el medio impreso no tiene animaciones ni sonido es importante que trabaje con:

  • El logo de tu empresa. Cualquier acción creativa es una oportunidad de trasmitirle a tus clientes reales o potenciales tus valores e intereses. Aunque no tengas la intención de lanzar mensajes corporativos, es importante que siempre esté presente para tu notoriedad de marca.
  • El texto, que en el mundo del diseño se denomina copy, es una herramienta muy valiosa para contextualizar. Puede ser descriptivo, apelar al cliente de algún modo o seguir cualquier una estrategia más llamativa y con gancho para diferenciar tu marca del resto.
  • Las imágenes pueden ser explícitas, como fotos de tus productos o de tu local o aspiraciones. Mientras que las primeras te ayudarán a explicar tu negocio y cosas concretas, las segundas servirán para contar experiencias, emociones, sensaciones, etc.
  • El color sirve para provocar o evocar emociones y actitudes. Un diseñador que domine la psicología del color creará una paleta que te ayude a reforzar el mensaje. Tonos como el rojo o el amarillo llaman a actuar por impulso, mientras que el azul o el blanco evocan calma y serenidad.
  • La composición consiste en jugar con el tamaño y la posición de todos los elementos que intervienen en el diseño. Esta debe ajustarse a la prioridad de conceptos que deseas trasmitir a tu audiencia.

Los asesores de Artyplan te pueden ayudar a escoger los mejores elementos gráficos para tus objetivos

Como estamos comprometidos con ofrecer soluciones eficaces, además de nuestros servicios de impresión, tenemos a disposición de nuestros clientes a expertos en creatividad visual. Si necesitas un criterio de calidad o tienes dudas, te ayudaremos a encontrar la mejor opción.

Como ves, la publicidad gráfica no tiene por qué ser complicada. Con las herramientas y conocimientos adecuados serás capaz de hacer producciones creativas que llamen la atención de los clientes y te diferencien de la competencia. ¡Es una oportunidad que no puedes dejar pasar!