Los vinilos llenan las paredes y el ambiente de color. Se utilizan en tiendas, en hogares, oficinas, etc. Actualmente, son un aliado de la decoración ya que permite de una forma muy rápida dar un aspecto diferente a los espacios.  A continuación, te explicaremos como realizar los pasos para instalar un vinilo correctamente y saber como colocar un vinilo correctamente.

¿Qué es un vinilo?

Como ya explicamos en el artículo de Vinilos ecológicos y sostenibles , el vinilo es un soporte que está compuesto de tres partes; la primera parte es el film de PVC que puede ser de muchos colores que va junto a la segunda parte que es el adhesivo. La parte del adhesivo hace que los vinilos aguanten mucho tiempo colocado en una superficie. La tercera parte está el papel soporte o el llamado papel siliconado, que es la parte donde se soporta el vinilo antes de ser utilizado.

Los vinilos ecológicos son libres en PVC y el adhesivo es en base de agua, así da una solución perfecta y con conciencia ecológica.

Colocación de vinilos

Colocar un vinilo parece un trabajo complicado, pero siguiendo los pasos adecuados facilitados por nuestros expertos, podrás realizar su colocación fácilmente.

Recuerda que hay dos tipo de vinilos: los vinilos impresos y los vinilos de corte. Para los vinilos impresos aconsejamos colocarlos en paredes lisas. Y para colocar los vinilos decorativos para vidrios, recomendamos utilizar una mezcla de agua con jabón para deslizar el vinilo fácilmente en el vidrio y colocarlo en su sitio.

¿Qué necesitas?

Para empezar, necesitarás algunas herramientas que facilitarán la instalación de los vinilos.

Éstas son:

  • Espátula, para que el vinil se adhiere correctamente a la superficie.
  • Trapo limpio; para limpiar la superficie antes y después de la colocación del vinilo.
  • Cinta métrica: para medir distancias y qué el vinilo quede bien colocado

Pasos para colocar el vinilo

Una vez ya sabemos dónde colocaremos el vinilo y tenemos todos los materiales listos ya podremos empezar a realizar la instalación.

  • Primero, hay que limpiar la superficie donde se colocará el vinilo, te recomendamos utilizar un trapo limpio y alcohol de farmacia para colocarlo en un cristal , y un trapo seco para colocarlo en la pared.
  • Seguidamente y ya con el espacio limpio mide la zona donde quieres que quede tu vinilo y marca con la cinta de carrocero una línea recta para que te sirva como guía.
  • El tercer paso es colocarlo en la posición final que quieres que quede el vinilo, pégalo a la pared con la cinta de carrocero y asegúrate de que éste fijo. Pega también la cinta en el centro del vinilo desde la parte de arriba hasta abajo.
  • Una vez fijado, despega una de las puntas superiores del vinilo y lentamente tira hacia abajo para despegar la mitad. Luego, coloca la parte del vinilo que acabas de despegar sobre la otra mitad y así evitarás que se suelte de la pared y que no se pegue en ningún sitio.
  • Adhiere el vinilo a la pared con el apoyo de una espátula hazlo desde dentro hacia afuera y ten cuidado de no dejar burbujas o arrugas.
  • Quita la cinta de carrocero que sujeta el vinilo, dobla la mitad que esta suelta sobre la mitad que está pegada y con cuidado quita lentamente el papel siliconado.
  • Finalmente repite el paso de pegar hasta que tengas todo el vinilo colocado en la superficie deseada.

 

Si crees que realizar tu mismo la colocación del vinilo puede ser una tarea ajetreada para ti deja que un equipo de instaladores profesionales lo realicé. Consulta con nuestro centro de Atención al cliente cuál es la solución más factible para tu proyecto gráfico.