La post impresión engloba todas aquellas funciones que proporcionan al producto su calidad definitiva como proyecto final impreso, dándole un toque estético, protegiendo la superficie, o incluso manipulando su   estructura (acabados)…así como el empaquetado final, almacenaje, y entrega del producto final.

Uno de los procesos de post impresión que ayuda a crear un buen acabado es el laminado en los proyectos gráficos.

¿Qué es el laminado en los proyectos gráficos?

El laminado en los proyectos gráficos es un proceso mediante el cual se unen dos o más soportes para obtener una pieza gráfica. La unión de estos distintos materiales se realiza mediante calor, con adhesivos y a presión.  Las ventajas de laminar el material impreso son las de:

  • Otorgar más valor al material.
  • Sumar tiempo de vida al producto.
  • Permitir la utilización del material en el exterior.
  • Proteger el producto de manchas, huellas e incluso abrasiones.
  • Proporcionar un mayor atractivo a las imágenes y fotografías.
  • Mejorar el color, así como el contraste de la imagen.
  • Retrasar la desaparición de la imagen.
  • Manipular y utilizar los materiales sin temor a que se estropeen.

Tradicionalmente la laminación de los trabajos impresos ha protegido los documentos profesionales, les ha aportado una mayor calidad y, en definitiva, logra un acabado perfecto a los trabajos.

¿Qué tipo de laminado hay?

El laminado en los proyectos gráficos proporciona un acabado original, atractivo e impactante del producto. En el proceso del laminado se recubre el papel impreso para conseguir que éste sea más resistente antes las adversidades de la vida útil y, por tanto, que dure todo el tiempo posible.

Primer de todo tienes que conocer el tamaño en el cuál realizarás la impresión si este será de pequeño formato (hasta la medida A3 -420×297 mm-) o de gran formato (a partir de la medida A2-420x594mm).

Hoy en día existen multitud de films para plastificar y laminar y conseguir los más increíbles resultados, los laminados más comunes son:

  • Laminado mate: Este acabado tiene un tacto sedoso y liso. Absorbe la luz y crea un efecto ‘carbón’ en las producciones. Se suele elegir el laminado mate por motivos estéticos más que por proteger el papel, función que también realiza. El resultado es perfecto para aplicarlo en catálogos y tarjetas de visitas, dando lugar a una simbiosis ideal entre elegancia y modernidad.

 

  • Laminado brillo: La luz se refleja sobre este tipo de laminado creando un acabado brillante sobre los productos. Este plastificado tiene un alto nivel de calidad, fuerte resistencia a los roces y resistencia a la suciedad, agua e incluso al paso del tiempo. Todo ello hace que el trabajo alcance las más altas expectativas para todo cliente: Belleza, calidad y protección.

 

Para conocer cuál es el que mejor se adapta a tu proyecto gráfico, déjate asesorar por nuestros expertos en impresión. En Artyplan te aconsejaremos con la mejor solución gráfica para que el resultado de tu proyecto sea el óptimo y el esperado.