El auge de la comunicación digital no significa que los medios de marketing convencional hayan dejado de tener una gran relevancia. En una época en la que regalar experiencias al público es clave para las marcas, las estructuras portátiles impresas amplían su importancia estratégica para las organizaciones. ¿Profundizamos en ello?

Qué son estas estructuras portátiles

Como definición general, anota esta: se trata de formatos impresos de cartelería que pueden montarse y desmontarse fácilmente y, por lo tanto, es posible trasladarlos de un sitio a otro sin demasiados problemas. Dicho de otro modo, son reclamos publicitarios móviles y automontables, que puedes llevar contigo siempre que los necesitas.

Sus aplicaciones son múltiples. Abarcan desde la decoración corporativa en los establecimientos comerciales a la ambientación en ferias o la señalización en eventos y congresos.

Elementos, materiales y diseños y sus beneficios

Su principal ventaja es esa movilidad de la que te hemos hablado. Esta te ofrece la opción de trasladar un cartel de grandes dimensiones en una bolsa compacta. De ese modo, cuando te haga falta podrás montar la estructura de forma intuitiva, para disponer de un anuncio impactante, robusto y sumamente operativo.

Y, además de por su espectacularidad, su originalidad y su tamaño, destacan por otros beneficios. Se trata de los siguientes.

  • Visibilidad.
  • Imagen positiva.
  • Facilidad en el montaje y traslado.

Los principales tipos

Hay una gran variedad de estructuras portátiles a tu disposición. En realidad se puede decir que existe una para cada necesidad: muchas de ellas se combinan o fusionan para crear, incluso, soluciones personalizadas. En cualquier caso, estas son las alternativas más populares.

    • Roll ups. Son displays publicitarios, normalmente autoenrrollables y de coste reducido. Son extremadamente versátiles y prácticos.
    • Pop-ups. Similares a los anteriores, aunque más grandes y complejos. A menudo se utilizan como photocall en eventos y actos. Suelen estar formados por una estructura metálica sobre la que se sitúa el material impreso, a menudo con velcros, corchetes, pinzamientos u otros sistemas rápidos de sujeción.
    • Banderas. Se colocan en mástiles, inmuebles o estructuras fijas, como las farolas. Su formato es más reducido, y se suelen emplear en serie, con un buen número de ellas para potenciar su efecto.
    • Banderolas. Son estructuras de pie con elementos gráficos susceptibles de ser ondeadas por el viento. Se asocian a la playa, porque suelen utilizarse en los campeonatos que se celebran en zonas costeras.
    • Mostradores. Se trata de expositores informativos, que suelen ser aprovechados para incluir mensajes tanto verbales como visuales.

¿Cómo se articulan estos elementos?

En todos estos artículos de comunicación vas a encontrar tres partes principales. Las repasamos.

  • Estructura. Normalmente de plástico o metálica, con diferentes niveles de calidad en función del precio y el uso previsto.
  • Material impreso. Existen muy diferentes opciones, desde la lona al papel fotográfico, pasando por el polipropileno y el textil.
  • Iluminación. Muchos de estos sistemas incorporan focos que potencian el impacto de los mensajes en los horarios nocturnos.

Artypan, el partner perfecto

Si quieres contar con este tipo de soluciones publicitarias, optimizadas al máximo, no debes conformarte con elegir la opción que más te interese e imprimirla a tu aire. Ten presente que los profesionales especializados conocen a la perfección gran cantidad de trucos, principios y soluciones que ayudarán a mejorar su aprovechamiento publicitario.

En Artypan nos ponemos a tu disposición desde el primer momento, para asesorarte sobre qué opción es la idónea para ti. Además, nuestros especialistas te ayudarán con el diseño y la preimpresión, de manera que conseguirás la mejor de las calidades gráficas.

Llámanos e infórmate sobre nuestras estructuras portátiles. ¡Abre la puerta a esta magnífica oportunidad de conseguir clientes y notoriedad para tu marca!