A la hora de imprimir un proyecto gráfico la calidad de la impresión es fundamental, por eso es importante saber la diferencia entre el modelo de colores RGB y el CMYK. Los diseñadores, fotógrafos o gestores de marca saben que se tiene que cuidar hasta los últimos detalles de la producción para que el resultado sea óptimo y el deseado.

Cuando se tiene que crear un documento porque se imprima posteriormente se tiene que tener en cuenta que los colores utilizados en el entorno visual (colores de la luz) no son los mismos que se utilizan en la impresión y por tanto, puede haber una ligera diferencia entre los colores que se ve en pantalla y los resultados impresos que tiene.

Es por eso, que:

  • Es muy importante trabajar los documentos digitales que tienen que ser imprimidos con los colores CMYK.
  • Solicitar pruebas de color.
  • Realizar verificaciones de impresión antes de la impresión final.

A continuación os explicamos que son los esquemas de colores CMYK y RGB, y cuáles son sus diferencias.

Qué es el RGB

El esquema de colores RGB son los que se muestran en monitores de ordenador, pantallas de televisión o teléfonos móviles. Este esquema se basa en la síntesis aditiva de color (colores de luz). El espectro de colores que representan son muy amplios; y estos se crean a partir de la combinación de la luz de los colores primarios: rojo (R), verde (G) y moratón (B).

Qué es el CMYK

El esquema de colores CMYK trabaja encuadricromía , con los colores cyan (C), magenta (M), amarillo (Y) y negro (K). Estos cuatro colores se mezclan con varios porcentajes para conseguir cualquier color. La combinación de estos colores se basa en el modelo sustractivo, es decir, la capacidad de absorber y rechazar la luz de los objetos.

Por ejemplo, si vemos el mar de color azul es que el mar ha absorbido todos los colores menos el azul. El modelo de color CMYK se utiliza en imprenta y en la fotografía en color.

Diferencias entre el RGB y el CMYK

En el modelo de color RGB se puede reproducir muchos colores. Estos presentan una luminosidad y sensación de viveza de colores.

En el modelo de color CMYK hay colores que no se pueden conseguir. Si comparáramos dos imágenes con los diferentes modelos de colores, el RGB y el CMYK, la imagen que utiliza el modelo CMYK tiene un contraste más grande gracias al uso del cuarto color.

En materiales impresos, la combinación de colores aditivos (RGB) no puede ser reproducida directamente, de forma que las imágenes originadas al ordenador se tienen que convertir al CMYK que són los colores de la  tinta (CMYK) para que los colores de impresión sean los más correctos posibles.

El Centro de Atención al cliente de Artyplan contamos con un amplio equipo de profesionales de las artes gráficas que te asesorarán y te acompañarán porque tu proyecto gráfico tenga el resultado esperado.